Teléfono: 981 500 035
Síguenos:
No items are added on the cart!

Proyecto Educativo


RASGOS QUE DEFINEN NUESTRO COLEGIO Y SU PROYECTO EDUCATIVO

El Colegio “Nuestra Sra. del Rosario”, se declara colaborador de los tres agentes principales de la educación: la FAMILIA, la SOCIEDAD y la IGLESIA CATÓLICA.

Por eso, se presenta con claridad y sin equívocos, como COLEGIO CONCERTADO CATÓLICO. La elección de nuestro Colegio por parte de los padres implica, tanto para ellos como para sus hijos, un compromiso con los principios que lo inspiran.

Porque queremos ser fieles a la Pedagogía de nuestro Fundador el Venerable DON BALTASAR PARDAL VIDAL, y a la Iglesia, queremos:

  • Educar es evangelizar, mediante un estilo propio.
  • Dentro de esta misión es elemento esencial la formación de hogares eminentemente Eucarísticos y Marianos.
  • Ofrecemos una educación ajustada a las exigencias del mundo de hoy, de CALIDAD, inmersa en la utilización y formación de las nuevas tecnologías, impregnándola de formación en valores evangélicos estructurados coherentemente.
  • Nos caracterizamos por el clima de alegría, de familia, con calor de hogar, de gratuidad, de amistad, de trabajo y disciplina, de sinceridad.
  • Siguiendo los deseos de Don Baltasar, nuestro Fundador, nuestra educación se dedicará preferentemente a los pobres y necesitados cultural, espiritual y materialmente.
  • Queremos que en nuestro Colegio se eduque: en justicia y para la justicia, en paz y para la paz, en libertad y para la libertad, en trabajo y para el trabajo, en fraternidad y para la fraternidad.
  • Queremos educar con la vida y para la vida.
  • Queremos que nuestro Centro esté abierto a las necesidades de la Comunidad: culturales, de amistad, de reflexión y de formación.
  • La educación en nuestro Colegio queremos sea impartida como un compromiso de servicio.


NUESTRO COLEGIO: “CASA DE EDUCACIÓN”

  • Satisfacer las necesidades reales de los alumnos, afrontando los retos que nos proporciona la sociedad actual y las nuevas tecnologías.
  • Ayudar a descubrir una auténtica jerarquía de valores que de sentido a su vida.
  • Crear un espacio comunitario, fraterno, abierto a todos, especialmente a los más desfavorecidos, en el que se respeten las diferencias de sexo, raza, religión, opinión, familia…, siempre abierto a la trascendencia.
  • Además, queremos que nuestro Colegio se perciba en nuestro entorno, como “Una CASA DE EDUCACIÓN”, en la que toda la Comunidad Educativa sea coherente, activa, integradora, fraterna, y en la que todos podamos sentir y vivir que nuestras expectativas personales, crecen, siendo un referente positivo para nuestra sociedad, promoviendo de forma especial, según nuestra propio Carisma e identidad:
    • Los valores de la alegría,
    • El espíritu de trabajo y responsabilidad personal,
    • El servicio desinteresado,
    • La fraternidad, la sencillez…,
    con el fin de propiciar un espacio en el que aprendamos a vivir la justicia y el respeto mutuo, dentro de un SISTEMA DE CALIDAD adaptado a las nuevas necesidades y realidades educativas.

  • Tenemos presente que la REFLEXIÓN y la INTERIORIZACIÓN de lo que se enseña es el mejor procedimiento para ENSEÑAR EDUCANDO.

“NADA DEBE HACER EL EDUCADOR QUE NO LO PUEDA HACER TAMBIÉN EL ALUMNO”. (Baltasar Pardal Vidal – Fundador)


CULTURA ORGANIZATIVA

La cultura organizativa define el estilo de vivir y convivir dentro de nuestros equipos y Comunidades, nuestro estilo de trabajo, nuestra forma de afrontar los conflictos, de tomar decisiones, nuestro estilo pedagógico, nuestros métodos, nuestras formas y nuestra estética. Por eso optamos por:

  • Una cultura basada en la innovación, las personas y los equipos, en lugar de una cultura basada en el control, cifras y obligaciones.
  • Estructuras de alto rendimiento, basadas en la responsabilidad de las personas, en lugar de estructuras enfocadas y preocupadas por las formalidades.
  • Un Equipo que toma decisiones inteligentes para afrontar las dificultades, que refuerce lo positivo y lo potencie. En lugar de el premio o castigo…
  • Equipos orientados a la unión, formados desde la confianza personal. En lugar de equipos orientados a un rol y basados en el miedo o respeto.
  • Centros con inteligencia emocional que mejoren el bienestar y el crecimiento de las personas, no sólo de los alumnos. En lugar de centros sólo obsesionados por la eficacia.


A LOS PADRES DE NUESTROS ALUMNOS

“Es una gloria y singular satisfacción de las Hijas de la Natividad de María, que por efecto de su vocación ofrecieron y sacrifican su vida en las escuelas de “La Grande Obra de Atocha”, el mantener íntimo contacto y correspondencia con los padres que les confían a sus hijos para su formación y educación.
(…)
Bajo la dulce mirada de nuestro NIÑO PRECIOSO, amo y fundador de la Obra de Atocha, todos unidos en un ambiente familiar junto al Sagrario, que resume y vivifica todas nuestras enseñanzas, con alegre perseverancia alcanzaremos el fin altísimo de la educación cristiana, que tiene por centro la FAMILIA.

A todos y cada uno mi cordial saludo y sincera gratitud”.

(Venerable Baltasar Pardal Vidal – Fundador)